Este pueblo pintoresco, igualmente ubicado en el Corredor de la Montaña, está cubierto bajo un manto de neblina constante. Es un lugar enclavado en las montañas, fundado hace más de 400 años para explotar sus yacimientos de oro y plata.

 

Además de su historia, tradiciones y arquitectura, fue nombrado Pueblo Mágico en 2011 por su riqueza natural al estar rodeado por un bosque espeso, el gran pulmón verde del estado de Hidalgo: el Parque Nacional El Chico.

El parque es una de las mecas del turismo de aventura en México.  Aquí se formaron cascadas, espejos de agua, grandes peñascos, monolitos y rocas de formas caprichosas donde es posible descender a rappel, hacer tirolesa, escalada y, una de las actividades más emocioantes: un recorrido de vía ferrata.

Se dice que se pueden apreciar unas 32 formaciones rocosas en esta Área Natural Protegida ubicada a 20 minutos del Pueblo Mágico. 

También hay senderos para caminar o andar en bici; miradores para contemplar este paisaje verde; cabañas, centros ecoturísticos y zonas para acampar.

Qué comer

Las tortitas de flores de madroño en salsa roja o verde es uno de los platillos más exóticos, pero también de los más deliciosos. Si tu paladar es más conservador, prueba los tacos de barbacoa, enchiladas y huaraches.

Leave a Reply