Aún se conserva El Chapitel, una vieja casona con un balcón donde se conmemoró, por primera vez, en 1812, el Grito de Independencia. A dos horas y media de CDMX se encuentra esta pequeña localidad cuyos atractivos fueron suficientes para que en 2012 la Secretaría de Turismo federal incluyera a Huichapan en el programa de Pueblos Mágicos.

Además de su arquitectura colonial, en Huichapan está el Acueducto Monumental Arcos de San José Atlán levantado en el siglo XVIII. Está formado por 14 arcos y mide 155 metros de largo y 44 de altura, por lo cual es considerado el más alto de Latinoamérica.

El acueducto se localiza en el BioParque El Saucillo. Aquí, mismo hay tirolesa, paseos en bici, caminatas nocturnas y zona de campamento.

Otro de los atractivos se localiza en El Boyé, donde se resguardan pinturas rupestres que, en la actualidad, tienen acceso al público.

Para quienes aman las albercas, en Huichapan hay un corredor de balnearios y varios centros ecoturísticos.

Huichapan es famoso por sus leyendas de fantasmas y, sobre todo, de brujas que se reúnen en un cerro y rondan las casas de sus habitantes. Dicen que en este pueblo hay tanta actividad paranormal, que hasta se organizan recorridos nocturnos.

Leave a Reply