A solo 15 minutos de Pachuca, hay un pueblo minero de influencia inglesa de calles empedradas y casitas coloridas con tejas rojas donde se establecen talleres de platería.

Los ingleses llegaron en 1824 para fundar minas con tecnología avanzada. Aún se conserva un panteón inglés que está de fotografía. Debido a la presencia de los británicos, se dice que Real del Monte es la cuna del futbol en México. 

El Museo del Paste narra la historia de este alimento, herencia de los mineros ingleses: entérate cómo llegó a este punto del Corredor de la Montaña y su historia en tierras hidalguenses. En el museo tendrás la oportunidad de preparar tu propio paste.

La Mina de Acosta es una visita clásica en este Pueblo Mágico. Con casco  y botas puestas, desciendes 450 metros de profundidad para escuchar por parte de un guía, la historia de la mina y leyendas de fantasmas.

En Bosque el Hiloche es posible hacer picnics y caminar por sus parajes.

Por las mañanas, Real del Monte se cubre de neblina.

Qué comer

Como es tradicional en Hidalgo los pastes son un tentempié que todo visitante debe probar en cada una de sus localidades mineras, y Real del Monte no es la excepción. Saborea las enchiladas mineras de pollo, caldositas, con queso y crema

Leave a Reply